Historia

A principios de septiembre de 2011 nace Latin America Power (LAP), una empresa de generación de energía, cuya misión es mejorar la matriz energética de Chile y Perú a través de fuentes renovables, manteniendo una estrecha relación con las comunidades, generando valor a nuestros accionistas y protegiendo el medio ambiente. La nueva compañía vuelve a reunir a algunos de los actores que dieron vida a un proyecto similar y exitoso en Brasil, con la empresa brasileña ERSA/CPFL Renováveis el año 2006, como son BTG Pactual, Patria Investimentos y GMR.

La primera inversión de LAP en Chile fue la compra del 66% de los derechos de agua de Carilafquén-Malalcahuello, en la Región de la Araucanía, para posteriormente comenzar el desarrollo de una central hidroeléctrica de pasada en la zona de Cunco, cercana a Temuco. Luego se llevó a cabo la adquisición de dos proyectos hidroeléctricos en operación en Perú, Santa Cruz 1 y 2, y dos en construcción Huasahuasi 1 y 2.

También  en Perú durante 2011 se realizó la compra de Runatullo 2 y 3, proyectos en etapa de ingeniería y desarrollo. Cabe mencionar que, para el avance de sus proyectos en Perú, LAP mantiene una alianza con el grupo GCZ, socio estratégico que se encarga de identificar, desarrollar y ejecutar los proyectos de energías renovables no convencionales que surjan en ese país. El control y monitoreo de esos proyectos, así como la filosofía de gestión y la definición estratégica de desarrollo, está en manos de LAP.

El 2012 la firma da pasos significativos en Perú, adquiriendo importantes proyectos hídricos en etapa de desarrollo, como Tulumayo 4 y 5, Limacpunco, Capiri y Ttio; trabaja para comenzar la operación de los proyectos Huasahuasi 1 y 2; junto con iniciar las obras de construcción de las centrales Runatullo 2 y 3. En Chile incursiona en el mercado eólico, adquiriendo el proyecto San Juan en etapa de ingeniería, y desarrollando mediciones para iniciativas greenfield como Anemoi (Perú) y Llay (Chile).

El año 2013, LAP adquiere el 100% del Parque Eólico Totoral, sumando 46 MW a su portafolio de proyectos en operación.

Con ese portafolio, la firma inicia el año 2014 con la energía puesta en preparar y avanzar con una parte importante de los proyectos. Lo más relevante fue el término de toda la etapa de estudios y preparación del Parque Eólico San Juan. El proyecto cuenta con una capacidad total instalada de 184,8 MW y su entrada en operación será durante el primer semestre de 2017. También se avanzó en la preparación del Parque Eólico La Cabaña. El proyecto cuenta con una capacidad total instalada de 105,6 MW.

En el primer semestre de 2015, LAP inició la construcción del Parque eólico más grande de Chile, con una capacidad instalada de 184,8 MW. El Parque San Juan está ubicado en la costa de la región de Atacama, a 60 kilómetros al sur de Puerto Huasco y se conectará en la subestación Punta Colorada, ubicada 70 km al norte de La Serena, a través de una línea de transmisión de 86 kilómetros, de doble circuito de 220 kV.

Otro importante hito del año 2015 fue la culminación de las obras de las centrales hidroeléctricas Carilafquén y Malalcahuello cuya capacidad de generación es de 29 MW, que será conectada al Sistema Interconectado Central (SIC) a través de una línea de transmisión de 110 kV. Dicha línea tiene una extensión de 120 km y también culminó su obra durante el ejercicio del año 2015. Este proyecto de energías renovables se ubica en la IX Región de La Araucanía.

En relación al desarrollo de nuevos negocios,  se espera que en 2016 se apruebe la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) del Parque Eólico La Cabaña que permitirá obtener los permisos de construcción del primer proyecto Greenfield que busca desarrollar LAP desde cero. Cabe señalar que el parque inició su desarrollo en marzo de 2013, completando a la fecha casi tres años de mediciones de viento.

En tanto las centrales hidroeléctricas Tulumayo 4 (56,2 MW) y Tulumayo 5 (83,2 MW) ubicadas en Junín, ya obtuvieron la aprobación de los estudios ambientales.

LAP comienza el 2016 con el inicio de operación de las Centrales Hidroeléctricas Carilafquén – Malalcahuello en febrero. Con esta nueva entrada en operación, la empresa cuenta con un portafolio de proyectos de 1.043,8 MW que se distribuyen de la siguiente manera: 9 centrales operativas en Chile y Perú con un total de 148,4 MW, 1 parque eólico de 184,8 MW en construcción en Chile y 9 proyectos en desarrollo en Chile y Perú por un total de 710,6 MW.

El Parque Eólico San Juan registra, en mayo de 2016, un 80% de avance de obra en la construcción del parque y un 98% de avance en la construcción de la línea de transmisión.